Genética y Microorganismos…un dúo dinámico!

Cuando hablamos de genética poco pensamos en los microorganismos, pero resulta que fueron muy importantes a la hora de avanzar en este campo…sobre todo en el campo bioquímico de la genética. Las investigaciones de genética y microorganismos iniciaron, hacia 1941, con el microbiólogo americano George Beadle y su estudiante Edward Tatum. Ellos trabajaron con un hongo llamado Neurospora crassa que puede crecer en un medio sintético que contenga una sal de amonio, fosfatos y otras sales, y como fuente de energía: Glucosa. Además, requiere para su crecimiento Biotina (una vitamina). El usar un hongo facilitó mucho las cosas para el análisis bioquímico de la genética:

–   Los hongos no tienen dominancia ni recesividad (estos términos dan para otra entrada), es decir expresan, siempre, todas sus características.

–   Su ciclo de vida va de 48-72 horas.

–   Se puede trabajar con grandes poblaciones.

Y como los trabajaron? Pues resulta que irradiaron el hongo con Rayos X, produciendo mutantes…pero no como los de X-Men, por supuesto!…estos mutantes cambiaban sus requerimientos nutricionales, es decir, necesitaban otras sustancias para sobrevivir… diferentes a las que les mencione en el medio sintético…por ejemplo, requerían proteínas, extractos de levadura, otras vitaminas, etc….esto fue definitivo para avanzar en el entendimiento de la bioquímica y la genética…y ustedes se preguntaran como pudo ser esto? Y yo les contesto… pues resulta que si el mutante requería una sustancia diferente a la cepa original, esto significaba que el mutante no podía sintetizar o producir la sustancia…es decir, por la mutación (mediante los rayos X) se alteraba el gen que producía la sustancia en la cepa original y esto permitió evidenciar que los genes pueden controlar bioquímicamente un organismo…es decir se logró asociar los genes de un organismo con sus procesos bioquímicos…casi nada!

Más adelante el bacteriólogo americano Joshua Lenderberg, un estudiante de Tatum (¡ ven lo importante de ser buenos estudiantes!), quien gracias a lo que se había avanzado en genética bioquímica logró demostrar que la bacteria común del colon, la E.coli (y de la que ya hemos hablado aquí) era capaz de llevar a cabo procesos de reproducción “sexual” ( y lo pongo en comillas porque no es la misma reproducción sexual que conocemos), donde una de las cepas le pasa el material genético a otra cepa que actúa como receptora.

Por todos estos trabajos a los tres investigadores se les reconoció con el Premio Nobel de Medicina.

Todos estos logros fueron trascendentales para asociar a la genética de un organismo con sus cambios bioquímicos…¿y con quien se logró dar este gran paso?…pues con los microoganismos…tesoro divino!

Esta nota se baso en: Herrera, J. 2001. El pensamiento biológico a través del microscopio. Fondo de Cultura Económica. Mexico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: